El discurso y el método (3)

4
1230
Agustín Garizábalo.

(Con seguridad algunos ya se dieron cuenta: No estoy diciendo nada nuevo en estos apuntes, solo verdades milenarias, sabidurías universales que se han aplicado con éxito a lo largo de la historia. Pero como estamos absorbidos por la competencia y el deseo de brillar -el imperio de las apariencias-  no las vemos o quizás no las recordamos. Intento, por tanto, recobrar viejas verdades, usando algunas frases acuñadas por mí, otras de grandes autores y no faltará una que otra “robada” inconscientemente. Conviene retomar lo esencial de la vida en épocas pandémicas como esta)

Así que, sigamos:

8)-Antes me dejaba seducir solo por la riqueza técnica que pudiera tener un jugador; su genialidad, sus lances creativos que marcaban diferencia en el juego. Pero ya dijimos que el talento no es suficiente, así que ahora vamos armando un rompecabezas con las fichas que corresponden a las situaciones en las que nuestro prospecto actúa. Cada pieza debe ir encajando hasta formar una figura coherente. ¿Quiénes le hablan al oído? ¿A quién escucha? ¿Desea aprender todos los días? (Y no solamente de fútbol)  ¿Quiere ser futbolista por una verdadera pasión y por el deseo de darle alegría a los demás con su talento o es una simple ambición por todo lo que puede ganar si llega a ser jugador profesional?

¿Es capaz de convertir sus sueños en propósito? ¿Está interesado en emprender acciones precisas  para mejorar su rendimiento deportivo y su comportamiento personal? Si tiene oído, si se deja asesorar y toma decisiones inteligentes, si tiene curiosidad, si adquiere paciencia para corregirse, si antes  que respuestas correctas busca preguntas indicadas, si la alegría de vivir con plenitud es su combustible, ahí podríamos tener un buen proyecto. Este argumento suena muy bueno y  probablemente realizando todas estas acciones el joven pueda tener más posibilidades, pero aun así, nadie tiene nada garantizado. La diosa fortuna es impredecible.

9-Durante mucho tiempo caí en el engaño de referirme a los jóvenes que acompañaba como “Mis jugadores”. Después me di cuenta de que era inexacto por selectivo. Muy lindo si solo me refería a los que triunfaban ¿Y los demás qué… fracasaron? ¿Fracasa un joven que hizo todo lo posible por ser futbolista profesional y no lo fue? ¿Qué significa fracasar? ¿No lograr el objetivo propuesto? ¿Intentarlo de la mejor manera posible y no alcanzar la meta por razones, incluso, que no dependían del joven, es fracasar?

Hay una frase que suelo repetir con frecuencia: (No sé si es mía, con seguridad algún autor importante la habrá dicho antes) LA VIDA ES EL ARTE DE DARSE CUENTA.  De eso se trata: leer situaciones, actuar en consecuencia, mejorar la convivencia, encontrar las fórmulas para un mejor disfrute y presentar mejores resultados. Entonces ya no digo: “Mis jugadores”, si no “Los jugadores que estoy apoyando, los proyectos que estoy asesorando”. Y trato cada día de hacerlo de la manera efectiva, menos traumática. Parafraseando a Silvio Rodríguez (tema Ojalá) “…la mirada constante, la palabra precisa, la sonrisa perfecta”. (Esa es la razón de ser de nuestro trabajo de coaching).Traducción (utilicemos una frase de Saint-Exupéry,  autor de “El principito”): “La educación es conducir al otro, amablemente, hacia sí mismo”.

Durante mucho tiempo caí en el engaño de referirme a los jóvenes que acompañaba como “Mis jugadores”. Después me di cuenta de que era inexacto por selectivo. Muy lindo si solo me refería a los que triunfaban ¿Y los demás qué… fracasaron? ¿Fracasa un joven que hizo todo lo posible por ser futbolista profesional y no lo fue? ¿Qué significa fracasar? ¿No lograr el objetivo propuesto? ¿Intentarlo de la mejor manera posible y no alcanzar la meta por razones, incluso, que no dependían del joven, es fracasar? Hay una frase que repito con frecuencia: LA VIDA ES EL ARTE DE DARSE CUENTA.

10)- El significado de APRENDER: Cuando termino una charla o publico un artículo es frecuente que un futbolista en formación o un entrenador me escriba o me diga: “Uff, profe, cómo aprendí hoy”. Yo les aclaro que quizás se enteraron de algo que no conocían, pero aprender lo que se dice aprender, todavía no se puede decir. Aprenderás –les digo- cuando empieces a aplicar lo que escuchaste o leíste y puedas mostrar un resultado, cuando interiorices los conceptos, cuando puedas dar una respuesta acertada (verbal o de acción) sin pensarlo demasiado, cuando ese  conjunto de nociones haga parte de tu sistema de ideas. Incluso, llegará el momento en que ni te acuerdes cuándo lo escuchaste por primera vez. Adquirir  conocimiento entonces resulta tan complejo, que una imagen, un recuerdo aparentemente insignificante, nos da la chispa para alcanzar dimensiones insospechadas. Si de ahí pasamos a zonas de nuevas visiones y conceptos, estaremos cumpliendo con el ciclo exacto de la creatividad.

11)- Como gozo de mi vocación de escritor, y vengo de una familia y una cultura donde se narra todo el tiempo, al final, lo que más me interesa del proyecto-futbolista es poder contar su historia. Por eso quiero conocer todos los detalles posibles, para poder recrearla, degustarla, compartirla, encuadrarla, en la medida de lo posible, dentro de este método y este discurso. Para mí, triunfan verdaderamente aquellos que tienen una buena historia que contar. Eso es lo que nos queda.

Agustin Garizábalo
Nacido en Soledad (Atlántico). amplia experiencia en Pedagogía Deportiva, especialidad en el fútbol de formación, manejo de grupo de trabajo e idoneidad en la selección y proyección de talentos deportivos. Hace veinte años es Cazatalentos oficial de la Asociación Deportivo Cali en todo el país. Ha contribuido en el descubrimiento, formación y desarrollo de las carreras futbolísticas de jugadores como Luis Fernando Muriel, Juan Guillermo Cuadrado, Gustavo Cuéllar, Rafael Santos Borré y Freddy Montero, entre otros. Columnista del periódico El Heraldo de Barranquilla, Revista Récord, Revista LA LIGA, Revista del Deportivo Cali Es un analista del fútbol en todos sus aspectos, especialmente en los pedagógicos y sociológicos.

4 COMENTARIOS

  1. Agustin, muchas felicitaciones. Tus obras hablan por ti, que orgullo para nuestra institucion Deportivo Cali contar con el apoyo de tus conocimientos y experiencia, ese arte de darse cuenta de lo que necesita ese ser en formacion, de dar todo de ti para ayudar a estructurar jovenes que requieren ese apoyo para lograr ese objetivo, asi en algunos casos no se cosechen las mieles del triunfo, fuerte abrazo , Agustin.

  2. Con sus escritos va guiando una tarea que ojalá se pueda cumplir, en este caso me genera preguntas de esos muchachos que siguiendo una directrices, una pasión, no alcanzan el objetivo, los múltiples sentimientos que en ellos se albergan

  3. Excelente profe Agustín , en tanto tiempo con padre acompañante de un Jugador Canterano , hace poco tuve la oportunidad y la fortuna de conocerlo , cuando en su primeras palabras , fácilmente se identifica en usted su elocuencia y saber , frases como en una Charla usted dice : no todos los jugadores tienen el mismo desarrollo y talento y qué hay buscar y sacar de forma paciente su potencial, la confianza que brinda la institución al jugador tan vital en su credo deportivo y tantos otros puntos que pude extraer al escucharlo, gracias profe que Dios lo Bendiga a usted y a su familia e igualmente a la gran Institución que es el Deportivo Cali.

  4. Seguramente el que jugo y sintio el futbol valora sus conocimientos y comprende la importancia de aprender y poner en practica lo aprendido.
    Fracasar? Es solo el principio de la etapa de la nueva vida, solo decides continuas o fracasas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí