Reaperturar del Sector Salud

0
356
Alvaro David Fábregas Rodríguez Docente Universitario Medico y Cirujano.

El titular de este artículo, nos hace preguntarnos, es que el sector salud también va a necesitar una reapertura, ¿en qué momento el sector dejo de funcionar? No son los hospitales una de las instituciones que más actividad han tenido durante esta pandemia ¿A pesar que esto es claro que los hospitales y las instituciones de salud y otros entes que están ligados con ellos; (me refiero a las universidades y otros centros formativos), necesitan reaperturarse.

Los hospitales tienen una doble vida que transcurre en las correndillas de las urgencias. Sí esa urgencia que tiene una extensión en cada uno de los servicios explicándolo para fines prácticos, los servicios de unidad de cuidados intensivos y hospitalización entre otros. 

Son estos los lugares donde se ha librado la batalla más grande frente al tema del coronavirus, es esta la lona donde se ha luchado por parte de los médicos, enfermeras, fisioterapeutas, bacteriólogos y todos los miembros del equipo de salud (camilleros, conductores, auxiliares, vigilantes )

Pero hay otro sector de la rama hospitalaria que también tuvo que silenciarse ante el aislamiento , especialidades que debieron hacer guardar silencio a sus escarpelos , las cirugías programadas y el servicio de consulta externa. 

Después de haber permanecido casi 7 meses después debemos comenzar a reactivar estos servicios tan importantes, necesitamos poner en funcionamiento los quirófanos bajo las medidas estrictas de bioseguridad tanto para el personal como para nuestros pacientes, para poder resolver ese sin número de enfermedades que a pesar de haberle 

Colocado el remoquete de diferidas o programadas pueden poner también en riesgo la vida.

Las cirugías programadas pasan desde los servicios de Cirugia pediátrica donde niños con hernias umbilicales , fimosis ( estrechez del prepucio del pene ) Cirugias generales; tales como la extracción de la vesicula biliar por cálculos, hernias umbilicales e inguinales, colocación de mallas por eventración, cirugías ortopédicas tales como artroscopia reconstrucción de meniscos y ligamentos , cirugía de juanetes. Cirugias otorrinolaringológicas de ellas resección de amígdalas , resección de adenoides, cirugías por desviación del tabique, cornetes. Cirugías oftalmológicas , de cataratas , carnosidad ( pterrigión ), de miopía ; cirugías plásticas reconstructivas que no pasan por ser cirugías de vanidades tales como reducción de las mamas por compromiso de la columna, cirugías reconstructivas de colgagos por quemaduras. Los estudios radiológicos Tomografias, resonancia magnética y estudios ecográficos  que también se frenaron Entre otras. Estas han sido un grupo de intervenciones quirúrgicas que se frenaron por efectos de la pandemia

Y No solo es el ambiente del quirófano , sino también los pasillos de la consulta externa.

Por eso desde aquí les quiero pedir que retomemos poco a poco la confianza de asitir al hospital, la clínica o cualquier centro asitencial si así lo necesitaramos y no nos quedemos en casa conviviendo con un enemigo tal vez más feroz que este mismo virus y que si puede ser causa de muerte.

Que también llegara el momento en que deba reactivarse porque los programas de prevención donde se abanderan los de riesgo cardiovasculares hipertensión arterial , diabetes mellitus , los programas de protección renal, los planes de seguimiento para el control de crecimiento y desarrollo de los menores al igual que el mismo control prenatal de las gestantes se vieron también frenados.

La aparición de la teleconsulta perdón corrijo la popularidad de este mecanismo que nos acompañaba hace mas de una década; pero, en estos momentos se convirtió en la única forma de seguir en contacto con nuestros pacientes. Esa teleconsulta aceptada por unos, criticadas por otros, terminará quedandose y conviviendo por muchos años más. Hay que tener claridad que este mecanismo sin bien tiene ventajas también hay pacientes donde la presencialidad es fundamental solo por citar un ejemplo aquellos que tienen transtornos en la actividad eléctrica del corazón, quienes sufren de arritmias y necesitan ser auscultados o que se deja para quienes sufren de hipertensiones arteriales de difícil manejo. En fin; son muchas la enfermedades que se solaparon bajo la manta de esta pandemia y son también muchas las enfermedades que sufren nuestros familiares y se vuelven unas bombas de tiempo literalmente.

Aun reina el temor por visitar los hospitales aun reina la incertidumbre, frente a las formas que podemos ser contagiados, pero si quiero recordarle que asistir o acudir a una cita médica no quita, ni suma las posibilidades de adquirir la enfermedad, si nos autocuidamos. Por eso desde aquí les quiero pedir que retomemos poco a poco la confianza de asitir al hospital, la clínica o cualquier centro asitencial si así lo necesitaramos y no nos quedemos en casa conviviendo con un enemigo tal vez más feroz que este mismo virus y que si puede ser causa de muerte.

Asi como poco a poco la vida hospitalaria retorna asi también hay otra vida que debe reactivarse y que esta muy ligada a la primera, la Universidad, los médicos enfermeros , bacteriólogos psicólogos , fisioterapeutas; quienes están en proceso de formación y hacen parte de la vida de los hospitales universitarios, conformando parte del ADN institucional.

Padres, estudiantes , directivos universitarios y todos los posibles actores se encuentran deseosos que se reactive la vida académica; pero, también en el fondo del corazón, existe un recelo por la posibilidad que estudiantes puedan contagiarse; en fin una disyuntiva que en algún momento de la vida nosotros debemos enfrentar, porque quiero recordarle a los estudiantes de pregrado del sector salud que en los hospitales hay otros enemigos: tuberculosis, meningitis, neumonías de otro origen diferente al covid 19 que han sido su amenaza desde tiempos hipocráticos y que quienes amamos y queremos surgir en este arte debemos enfrentar. Eso si con las medidas de bioseguridad con los elementos de protección personal, lavado de manos y todo el andamiaje que de protección personal se conoce. Porque la vida formativa de un estudiante de medicina está en la práctica clínica se aprende observando, auscultando palpando y porque es difícil imaginar una clase de cirugía o de obstetricia de manera virtual y perderse la majestuosidad de permanecer en un quirófano o en sala de parto.

Solo nos queda saber que nuestro mundo cambió, desde hace meses y para muchos años más debemos navegar en mares culturales diferentes. La pandemia llego no solo para que diéramos valor a nuestro ámbito espiritual, sino que también llego a reordenar el mundo económico y financiero. 

El sector salud no puede represar más cirugías los programas de prevención no puede más dejar suelto de madrina a pacientes que muy seguramente les había costado años controlarlo, el sector salud siempre ha necesitado de todos , de unos buenos gobernantes, de buenos profesionales, llegó el momento de reaperturar el sector salud, con otro brillo y con un mejor destello, llegó el momento de mantener funcionales a todas nuestras instituciones de salud, es  momento de sentirnos orgullosos de un sistema de salud que hoy sólo recibe críticas e improperios de todos. Y con sólo saber responder; diciendo: ¡Aquí estoy y estaré para velar por tu salud y la de los tuyos! Luchemos unidos por esta meta  para cuando tengamos que repetir… o tal vez generaciones venideras tengan que repetir esta experiencia de una pandemia, recuerde que desde los tiempos del covid, los hospitales mejoraron  para siempre.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí